Saludo del Rector

El comportamiento dinámico de nuestra sociedad en la última década se ha transferido a especiales desafíos en la Educación de la juventud, que manifiesta diversos intereses y gran voluntad por alcanzarlos. Recibirlos a temprana edad y acompañarles en todo su período escolar requiere del escuchar y atender sus procesos evolutivos permanentemente, estableciendo para ello directrices de enseñanza que se enmarcan en el Modelo Educativo y el Modelo de Desarrollo Moral que sustenta la Corporación Educacional Masónica de Concepción.

Sosteniendo el Espíritu Fundacional del Colegio Concepción, con un enfoque holístico de su Educación, compartimos con nuestras familias el plano formativo integral, de forma que los principios y valores universales que les mueven son también parte de nuestro Proyecto Educativo Institucional. El formar parte de la Comunidad Educativa es compartir nuestro derrotero formador, orientado a que alumnos y alumnas con una clara formación cívico ciudadana intervengan propositivamente en los espacios que les corresponda desarrollar académica y laboralmente una vez egresados de las aulas. Su contribución a la construcción de una sociedad fraterna, tolerante y solidaria, debe reflejar sus competencias académicas y de auto perfeccionamiento; ejercicio de la libertad individual, promoviendo el diálogo como fuente permanente de humanización, tanto para superar diferencias como para alcanzar la verdad.

En el aspecto metodológico, se acoge y respeta la flexibilidad y la diversidad didáctica, bajo un paradigma común; en pro de obtener el máximo desarrollo de las potencialidades de cada niño, niña o joven más allá de sus habilidades innatas. Las prácticas pedagógicas se orientan hacia el logro de una armonía entre la formación intelectual, la dimensión emocional y la educación de la voluntad; en un marco de profundo respeto por la vida, que promueve hábitos de autocuidado, conciencia del entorno natural y cultural, sustentabilidad y sostenibilidad; responsabilidad social y aprecio por la diversidad; poniendo énfasis en la motivación, en el desarrollo de la reflexión y del espíritu crítico, en el aprender a pensar y a valorar, en los diferentes niveles educativos.

Promover en nuestros alumnos una autonomía intelectual, base y soporte de una autonomía moral, refuerza el desarrollo de aprendizajes significativos que susciten en ellos un conocimiento profundo de la realidad. Se fortalece así, la internalización doctrinal del lema “Invia Doctrina Nulla Est Via”, que responde a una educación basada en el Humanismo y el Laicismo, que estimula el convivir democráticamente en una sociedad pluralista, inclusiva y de permanente cambio como en la que actualmente vivimos.

Víctor Viveros Vidal
Rector
Colegio Concepción